Cómo purgar los frenos de tu coche de manera segura y efectiva

liquido frenos

En este artículo, te enseñaremos cómo purgar los frenos de tu coche de manera segura y efectiva. La purga de los frenos es un proceso importante para mantener el sistema de frenado en óptimas condiciones y asegurar un rendimiento adecuado. Aprenderás cuándo y por qué es necesario purgar los frenos, los pasos a seguir para hacerlo correctamente y algunos consejos útiles para garantizar un resultado exitoso.

¿Por qué es necesario purgar los frenos?

Mantenimiento del sistema de frenado

El sistema de frenado de un coche utiliza líquido hidráulico para transmitir la presión desde el pedal de freno hasta las ruedas. Con el tiempo, este líquido puede contaminarse con aire o humedad, lo que reduce la eficacia del sistema. La purga de los frenos ayuda a eliminar estas impurezas y garantiza un rendimiento óptimo del sistema de frenado.

Eliminación de burbujas de aire

La presencia de burbujas de aire en el sistema de frenado puede provocar una pérdida de presión y un frenado deficiente. Al purgar los frenos, se eliminan estas burbujas de aire y se restablece la presión adecuada, mejorando la capacidad de frenado del vehículo.

¿Cuándo debes purgar los frenos?

Cambio de líquido de frenos

Es recomendable purgar los frenos cada vez que se cambia el líquido de frenos. Esto se debe a que el líquido nuevo puede mezclarse con el viejo y contaminarse, lo que afecta negativamente su rendimiento. Purgar los frenos garantiza que el líquido nuevo esté libre de impurezas y asegura un sistema de frenado eficiente.

Frenado deficiente

Si notas que el pedal de freno se siente esponjoso o que el coche tarda más en frenar de lo normal, es posible que haya aire en el sistema de frenado. En este caso, purgar los frenos puede ayudar a eliminar las burbujas de aire y restaurar el rendimiento del sistema.

Pasos para purgar los frenos

1. Preparación

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano todas las herramientas necesarias, como una llave para aflojar los purgadores, un recipiente para recoger el líquido de frenos usado y un tubo de purga. También es importante tener a alguien que te ayude durante el proceso.

2. Eleva el vehículo

Utiliza un gato para elevar el vehículo y asegúrate de que esté nivelado. Coloca soportes de seguridad debajo del vehículo para evitar accidentes.

3. Localiza los purgadores

Los purgadores se encuentran en cada una de las ruedas del coche, generalmente en la parte trasera. Identifica su ubicación antes de comenzar el proceso de purga.

4. Abre el purgador

Con la ayuda de la llave, afloja ligeramente el purgador en la rueda más alejada del depósito de líquido de frenos. Coloca el tubo de purga en el purgador y sumérgelo en el recipiente para recoger el líquido usado.

5. Pedal de freno

Pide a tu ayudante que presione el pedal de freno de manera constante y firme. Mientras tanto, gira el purgador en sentido contrario a las agujas del reloj para permitir que el líquido de frenos y el aire salgan del sistema.

6. Cierre el purgador

Una vez que no salga más aire del purgador y solo salga líquido de frenos limpio, cierra el purgador girándolo en sentido de las agujas del reloj. Asegúrate de que tu ayudante mantenga el pedal de freno presionado durante todo el proceso.

7. Repite el proceso

Repite los pasos 4 a 6 para cada una de las ruedas, comenzando por la más alejada del depósito de líquido de frenos y avanzando hacia la más cercana.

8. Verificación final

Una vez que hayas purgado los frenos en todas las ruedas, verifica el nivel de líquido de frenos en el depósito y ajústalo si es necesario. Asegúrate de que no haya fugas de líquido de frenos y que el pedal de freno se sienta firme y sin esponjamiento.

Conclusión

Purgar los frenos de tu coche es un proceso esencial para mantener un sistema de frenado seguro y efectivo. Al eliminar las impurezas y las burbujas de aire, se garantiza un rendimiento óptimo del sistema, lo que contribuye a la seguridad en la conducción. Sigue los pasos mencionados anteriormente y recuerda hacerlo cada vez que cambies el líquido de frenos o experimentes un frenado deficiente.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a ver otros artículos relacionados con el mantenimiento de tu coche en nuestro sitio web. Déjanos tus comentarios o preguntas para que podamos seguir ayudándote en tus necesidades automotrices.

liquido frenos 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *